Ahora leyendo
¡Cuidado! cosas que no debes hacer en el embarazo

¡Cuidado! cosas que no debes hacer en el embarazo

Miedos de embarazo.

Ay, aparecen dos rayitas celestes en el test! … luego un examen de sangre que lo confirma todo, lo que viene es una explosión de sensaciones, alegría, sorpresa, euforia, nerviosismo y sí también temor… estás embarazada y no importa si es la primera o la quinta vez siempre será una experiencia nueva con su alta dosis de adrenalina.

En esta ocasión queremos hablar de los miedos que surgen en el embarazo, sus orígenes son de lo más variados, empezando por el temor a la salud del pequeño, pasando por la imagen personal, la presión social, la situación sentimental, las condiciones económicas, las presiones labores, el estrés de los pendientes, el dolor en el parto y un largo etc.

Es normal sentir preocupación, pero hay que saber cómo controlarla porque sí efectivamente podemos afectar nuestra salud y la del pequeño ser que se está formando en nuestro vientre, si nuestro nivel de tensión se excede.


También te puede interesar:
Alegrías y temores… el recién nacido en casa
Apuesta (¡sí ahora!) por la estimulación temprana
Lactancia: baja producción de leche.
Entrevista con el pediatra Carlos González


No faltan los consejos bien intencionados

En el embarazo no faltan los consejos, muchos aunque sean parte de la tradición familiar-social no ayudan o simplemente son mitos que debes romper. Se trata de que tu embarazo se lleve con una buena actitud, el cuerpo está perfectamente diseñado y aunque tengas una explosión de hormonas, si no hay una razón real para estresarte no lo hagas, sí, ya sabemos que suena fácil, pero aquí hemos buscado algunos ejemplos con sus respuestas que puedan ayudarte, de entrada deja de lado los sueños premonitorios y esas paranoias y respira.

¿Hay alimentos prohibidos? Nos gustaría decirte que no, parte de que en el embarazo más que nunca debes mantener un equilibrio y no exagerar con azúcares o fritos, si no alimentarte bien -tampoco comer por dos sino para dos- hay algunos alimentos que es preferible evitar, la FDA prohíbe mariscos crudos y es mejor evitarlos totalmente si no tienes la certeza de su frescura, se puede evitar enfermedades graves como la toxoplasmosis.  Pero el pescado ayuda al desarrollo del cerebro del feto, así que bien preparado y fresco es absolutamente recomendado

 Sí tienes que evitar comer en lugares en donde no estés segura de su higiene y siempre lava bien frutas y verduras. Ah, la comida picante no le hace daño al bebé, pero sí puede causar mayor acidez a la madre.

Un aumento de la sensibilidad olfativa y las náuseas causan un cambio de hábitos en las embarazadas si no cumples el antojo no le va a pasar nada al niño, pero es bueno mantener a la mamá contenta, si no se pone muy tóxica con sus elecciones. Es decir, si quieres comer cosas ácidas y artificiales no es cierto que sea lo que tu cuerpo necesita, pero puedes prepararte un buen jugo con cítricos naturales y no correr a la tienda de la esquina en busca de algún menjurje.

¿Me puedo pintar el cabello?

No uses tintes con amoníacos, sobre todo están contraindicados para los primeros tres meses, sin embargo, en el mercado hay productos más naturales que podrán hacer que escondas esas canitas o tengas un cambio de color sin que eso haga ningún daño, aunque la absorción de químicos por el cuero cabelludo se da en proporciones muy bajas es mejor evitarla

En lo cosmético: hay otros productos que es preferible evitar, así lo explican los ginecólogos Alvaro Tejero y Aldina Couso, en el Diario El País “los desodorantes que contienen aluminio, las cremas solares con filtros químicos, barras de labios permanentes elaboradas con plomo, tratamientos compuestos de queratina, esmaltes o quitaesmaltes que contengan acetona, etanol o toluenos, los cuales liberan vapores tóxicos. También son desaconsejables el ácido salicílico presente en cremas, toallitas y geles limpiadores, colonias y las cremas hidratantes que contengan xenoestrógenos y productos antienvejecimiento que contienen retinol”. Te recomenamos leer:

11 mitos sobre el embarazo

¿Se me van a arruinar los dientes?

En España, como en otros lugares, la mayor parte de mujeres cree que el embarazo produce caries e incluso hay la idea de que “por cada hijo se pierde un diente” pero también está la idea de que una mujer embarazada no debe ir al odontólogo porque los anestésicos locales afectarán al feto. La respuesta a estos temores, esta es la fuente:

Ver también
Bebe prematura en el pecho de su mamá.

Opiniones y creencias de embarazadas en control prenatal relacionadas con salud oral y embarazo

Básicamente, lee atentamente lo que explica: que no es cierto que los cambios bioquímicos o las hormonas sean causantes de caries, pero sí “es posible observar una mayor frecuencia de lesiones de tejidos blandos, tales como, gingivitis”  y otras molestias de ese tipo, que desaparecen cuando termina el embarazo. Por otra parte explican que “Un tratamiento odontológico correctamente planificado, no sería causante de alteración del niño en formación, por el contrario, existe evidencia que señala que no tratar la enfermedad periodontal durante el embarazo, podría causar partos prematuros y bajo peso al nacer, situación que es un problema de salud pública tanto para países desarrollados como para aquellos en desarrollo”, por tanto no dejes de ir a tu médico de confianza.

¿A mi hijo le estresa el ruido desde el vientre?

Sí a partir de la semana 16, así que evítale ruidos extremos, ponle música linda y háblale.

¿Puedo tener sexo durante el embarazo?

Sí, pero con tu pareja deben tener más cuidado para no contraer infecciones y no tener relaciones de manera brusca o inadecuada para el estado de la mujer. El sexo no está prohibido si no hay un embarazo de riesgo.

¿No debo hacer ejercicios?

Al contrario, sí tienes que hacer ejercicios, pero hay algunos que son más recomendados que otros, caminar, trotar suavemente, natación y yoga, sobre todo evita aquellos que tengan riesgos de accidentes, y que impliquen cargar peso.

¿Sientes miedo al dolor del parto?

Está comprobado que prepararte para él no solo calmará la ansiedad sino también hará que sientas menos dolor, con ejercicios de relajación y respiración, no es mala idea que te es un tiempito para prepararte, pero recuerda tantas mujeres han pasado por ello, vas a estar bien y el parto normal es siempre la mejor opción.

También te puede interesar:
Siete increíbles beneficios de la lactancia.
¿Todavía das de lactar a tu niño grande?
Alegrías y temores… el recién nacido en casa.
¡Cuidado con la intolerancia a los alimentos en los bebés!

¿Cuál es tu reacción?
Emocionado
5
Enamorado
3
Feliz
1
Gracioso
0
No estoy seguro
1

Familify mag is a trademark of Familify Corp. In the United States and other countries