Ahora leyendo
Como mi esposa pasó de vender en su Facebook a un negocio rentable, en menos de 3 horas y con $200.

Como mi esposa pasó de vender en su Facebook a un negocio rentable, en menos de 3 horas y con $200.

Una marca puede ser la diferencia entre un emprendimiento exitoso o un fracaso. Con el tiempo y cuidado necesario, tu marca puede valer más que tu inventario, tu oficina y tus productos ¡JUNTOS! Pero… ¿cómo creo una marca?


¡Es el tiempo de emprender! Nunca en la historia habíamos tenido a nuestra disposición tantas maneras distintas de crear y distribuir productos o servicios. Podemos trabajar desde nuestra casa, desde una hamaca en la playa o incluso mientras viajamos en un avión. A más de la tecnología, nuestra cultura ha cambiado. La generación de nuestros padres y abuelos fue criada para participar de la carrera de la rata (Kiyosaki, 1997), es decir, trabajar duro en una empresa y aspirar un mejor puesto, un mejor sueldo y, eventualmente, una jubilación decente. Hoy, la idea de emprender, de ¨tener algo propio¨ es un tema de conversación común. De hecho, es muy posible que, si estas leyendo esto es porque tu también tienes una idea y estas alimentándote de todo lo que te sea útil para lanzar tu gran proyecto de independencia.

Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) el 36% de los ecuatorianos son emprendedores

Muchos emprendedores comienzan con una idea, se emocionan pensando cuánto de su producto pueden vender y cuánto van a ganar. Este ha sido el caso de mi esposa durante muchos años. Ella es una emprendedora nata.

Aunque ella no lo admita, desde que la conozco, siempre está pensando en que puede vender y en quién lo puede comprar. Muy comúnmente llena su muro de Facebook de anuncios de venta: ¨Vendo hermoso (Ponga aquí cualquier producto que se pueda imaginar) precio por interno¨. Ha distribuido productos, ha vendido creaciones suyas, ha comisionado de negocios ajenos, incluso llegó a distribuir tortas para restaurantes en Australia. Se dedica unos meses a algo y con las ganancias compra cosas para la casa, nos invita a comer (una vez nos invitó a la playa), etc. Así como llega el negocio, la idea y la emoción… se va, pasa y se queda otra vez en el inicio (perdiendo algunos amigos de Facebook en el intento).

El espíritu emprendedor ha empujado a mi esposa a crear negocios, pero nunca lo hizo bajo una figura de MARCA

Hace unos meses, como en miles de otras ocasiones, me dijo que tenía la idea de un producto nuevo. Mandiles y delantales para niños y padres. No recuerdo exactamente la conversación, pero al final sacamos una conclusión. ¡Creemos una marca!

Una marca puede ser la diferencia entre un emprendimiento exitoso o un fracaso. Con el tiempo y cuidado necesario, tu marca puede valer más que tu inventario, tu oficina y tus productos ¡JUNTOS! Pero… ¿cómo creo una marca?

Todos sabemos que es una marca, al menos tenemos una noción de lo que significan en nuestras vidas. Las consumimos todos los días, pagamos más porque hay mejores, amamos los productos que fabrican, les confiamos nuestras vidas y nuestra salud. Pero ¿qué es una marca? y más importante, ¿cómo creamos una?

Marca es un nombre, un término, una señal, un símbolo, un diseño, o una combinación de alguno de ellos que identifica productos y servicios de una empresa y los diferencia de los competidores“ ( AMA)

Con la mejor intención de ayudar a mi esposa, le propuse que revisemos una metodología para crear una marca. En la Agencia de Marketing donde trabajo, estamos obsesionados por las metodologías. Tener un modelo estructurado de trabajo puede simplificar cualquier proceso y producir resultados más eficientes.

A continuación, los pasos que seguimos para crear su marca:

1. Diseña tu visión de negocio

Primero lo primero. Y como Steve Covey dice, hay que comenzar con un fin en mente (Covey, 1987). ¿A dónde quieres llegar? ¿Dónde te ves en un año? ¿Cómo describirías tu negocio?

Muchos emprendedores pasan por alto el valor de escribir una Misión y una Visión de empresa. En mi experiencia, tener claro quiénes somos y a dónde queremos llegar, es el punto de partida básico para cualquier proyecto.

En resumen, Daniela (mi esposa) tuvo la visión de crear una empresa que trabaje alrededor de su tiempo y le permita desarrollar sus habilidades creativas. Su misión estuvo descrita en el objetivo: realizar productos a mano que puedan alegrar un hogar. Comenzaría con delantales, pero después extendería su portafolio a decoración, artículos de cocina y accesorios para mamás.

2. Define tu público objetivo

Con un negocio en mente, viene un consumidor. Es extremadamente importante tomar este paso en serio y hacerlo bien. No podemos asumir que el consumidor es como lo imaginamos desde nuestra perspectiva. Es importante hacerse muchas preguntas y tratar de conversar con quienes encajen en esa descripción.

  • ¿Cuántos años tiene?
  • ¿Cuál es su estado civil?
  • ¿Estudia? ¿trabaja? ¿cuánto gana?
  • ¿Dónde vive?
  • ¿Consume productos/servicios similares a los nuestros?
  • ¿Cuáles son los factores que influyen en su decisión de compra de este tipo de producto o servicio?
  • ¿Qué medios de comunicación consume? ¿Qué lugares frecuenta?
  • ¿Utiliza alguna red social? ¿Cómo son sus hábitos en esta red?

Daniela lo tenía muy claro, iba a invertir mucho tiempo y recursos en que sus productos sean de la mejor calidad posible y sean hechos a mano. En consecuencia, su precio no sería bajo. Su diseño estaría enfocado a mujeres jóvenes, con gusto en la moda y las nuevas tendencias de color y de diseño. En su gran mayoría, las mujeres que invierten en artículos de decoración para sus casas son casadas o son mamás. Usuarias altamente activas de Facebook e Instagram. Describimos a detalle la personalidad de su cliente tipo, incluso le pusimos nombre: Andrea. De ahí en adelante, cualquier duda que teníamos preguntamos, ¿Qué pensaría Andrea de esto?

3. Decide cómo quieres que te perciban

Aquí es donde deberíamos profundizar en posicionamiento, pero eso lo dejaré para otro artículo. En términos generales, nuestro trabajo en este punto es pensar en cómo vamos a vincular nuestra comunicación para influenciar en la percepción de nuestro target. En otras palabras, cómo le vamos a hablar a nuestros clientes para que nos vean como queremos.

¿Cuáles son los factores que influyen en la compra de Andrea? ¿Qué le debo decir a Andrea para que tenga una mejor percepción de mi producto en esos aspectos?

a) Andrea es innovadora, le gusta tener cosas de moda o novedosas. Vamos a mostrarle productos prácticos y muy lindos. Vamos a usar términos en inglés y hablar sobre cuánto han influenciado otros países en sus diseños y productos.

b) Busca cosas de una buena calidad. Queremos que nos perciba como algo muy bien realizado. Para esto vamos a trabajar en nuestros procesos de elaboración de productos para asegurarnos que lo que se venda cumpla de sobremanera las expectativas. En este punto, tuvo que repetir muchos mandiles hasta ajustar el bordado perfecto.

4. Elige un buen nombre

Normalmente la gente comienza por aquí. El nombre se debería buscar luego de analizar los pasos anteriores. Como ya hemos desarrollado bastante información, ahora es un poco más fácil alinear nuestra visión, con nuestro target y cómo queremos que nos perciban.

Hay varias maneras de llegar a un nombre. La más práctica para mí es hacer una lluvia de ideas alrededor de las palabras con las que queremos que nos perciban. Buscar en Google negocios similares, de lo contrario, puede primar nuestra originalidad y no lo recomiendo.

Daniela escribió cerca de 10 nombres, no necesitó más, sentía que uno de ellos era el adecuado. Repasando sobre ellos y pensando en Andrea, decidió que se llamaría CRAFT. El nombre es la traducción al inglés de actividades manuales. Al ser en inglés se asocia con una marca internacional (Lo que comúnmente en nuestro medio significa que es de mejor calidad). Es una palabra corta, nos gusta como suena, se lee igual en inglés o en español y muy fácil de recordar.

5. Crea un logotipo

Así como en la comida, una marca entra por los ojos, especialmente para quienes somos muy visuales. Piensa en los colores, formas o sentimientos que quieres despertar en tu cliente. Regresando un poco a los puntos anteriores, ¿cómo quieres que te perciban? Aquí necesitamos de un diseñador que nos ayude. Ventajosamente, en los puntos anteriores, ya hemos desarrollado un brief muy completo para que él trabaje en opciones.

Busca un diseñador que pueda relacionarse con tu marca. ¿Buscas una imagen clásica?… busca un diseñador con un perfil más clásico. ¿Buscas algo extremadamente original?… busca un diseñador que se vista como si hubiera regresado del futuro con Marty McFly. Si contratas un buen diseñador, te interesa ver su interpretación de tu idea, al menos para la primera propuesta, no le primes con otros logos o colores en particular.

Ventajosamente trabajo con Daniel, un diseñador fantástico, en la agencia. Mi esposa solo tuvo que enviarle el brief que preparó y desde el primer boceto estuvimos muy cerca del resultado final.

No alt text provided for this image

6. Define un slogan

Ver también

Los slogans son importantes. Es una frase que apoyará a dar fuerza a tus objetivos de tu comunicación. Muchas marcas utilizan ¨lindas¨ frases que no aportan en nada al posicionamiento que necesita la marca. Piensa en ¨Find New Roads¨ de Chevrolet, ¿qué te hace pensar sobre la marca? A mí, nada. Me parece extremadamente genérico, podría aplicarse a cualquier otra marca de autos o motocicletas. Probablemente, dentro de la estrategia de Chevrolet, necesitaban un slogan que represente su visión corporativa y su estrategia de expansión mundial. Como consumidor no creo que exista demasiado valor detrás de esta frase, el target de Chevrolet en un país de habla hispana ¿Que tanto puede representar estas palabras en inglés para el comprador típico de un Aveo o un Chevy Taxi?

Sin un presupuesto para inversión y sin demasiadas oportunidades para exponer su marca, Daniela pensó en lo que necesitaba para apoyar su marca. Le agrego la frase HANDMADE debajo del logo para dar una mejor noción de lo que vende la marca. ¨Hecho a mano¨ normalmente está asociado con artesanías, elementos de decoración y artículos únicos, de un valor más alto. Sin embargo, esto no era suficiente para apelar a esa Andrea que visualizó como su cliente ideal, necesitaba una frase más cercana y clara para apoyar su comunicación:

¨Manualidades hechas con ❤️¨

Simple, claro, evocando ese sentimiento de maternidad y hogar.

Piensa en una frase corta que agregue esos elementos que describiste en los primeros 4 puntos. Apóyate en ese valor más importante que ayude a describir mejor tu frase. Pruébalo sin el logo y pregunta a tus amigos sus opiniones.

7. Alinea toda tu comunicación a tu marca

Recapitulando, ya tienes un nombre un logo y un slogan. Tienes claro a dónde quieres llegar, a quién, y cómo quieres que te perciba; es momento de alinear absolutamente todo lo que hagas para representar tu marca. Necesitas crear tus cuentas de redes sociales. Todas ellas deben tener la misma línea gráfica y el mismo nombre. Necesitas tarjetas de presentación con esa misma idea. Crea una cuenta de correo que exprese tu tipo de emprendimiento. ¿Tienes un perfil más serio?, entonces crea tu correo f.cornejo@tuempresa.com. Si lo que buscas que te perciban como algo más informal o cercano usa solo tu nombre.

Todo lo que represente tu empresa, incluyéndote a ti, hablará de tu marca al mundo. Todo lo que hagas debe tener coherencia con tus valores de marca y con lo que quieres posicionar.

No alt text provided for this image

Después de un par de horas de papel, lápiz y la ayuda de un diseñador, no solo creamos una marca. Creamos una institución. Daniela, ya no iba a vender productos en su Facebook, ahora va a impulsar un emprendimiento. Creamos una una marca, armamos una tienda en Facebook, creamos anuncios y con menos de $200 entre diseñador y presupuesto de inversión lanzamos oficialmente la marca.

El primer pedido llegó a los 15 minutos. Por primera vez, no era una amiga o un pariente. Ni siquiera era alguien de Cuenca. Alguien en Quito vio una MARCA vendiendo productos en Facebook y le contactó para organizar el envío. En las próximas semanas los pedidos se incrementaron tanto que tuvo que dejar de aceptar algunos. Su capacidad de producción era menor al número de pedidos que recibía. Pero para ella eso no era lo importante, solo quería un trabajo que le permita generar ingresos desde casa sin muchas horas invertidas. La idea de MARCA surgió efecto, generó un ingreso mensual equivalente un trabajo operativo de oficina. Dos meses después y sin dedicar más de unos minutos a la semana, sigue recibiendo cerca de 10 pedidos semanales.

Conclusión

El branding es una ciencia bastante amplia y compleja, pero creo que esta experiencia ilustra bastante bien los pasos elementales para crear una marca y el enfoque que debemos tener. ¡Es un hecho! una marca bien conceptualizada tendrá un efecto positivo en tu emprendimiento. Un inversionista puede ver tu profesionalismo en la carpeta que le presentas. La decisión de descarga de una app se da básicamente por la imagen. El App Store te muestra íconos, nombres y screenshots antes de que puedas leer una descripción o beneficios de la app. Un logo reconocido en unas gafas o un perfume puede multiplicar el precio por x10, sin que el producto sea diferente al de una marca menos conocida. Asesórate con expertos, invierte tu tiempo y capacidad en definir una marca que perdure. Al final del día lo más importante de tu negocio no será lo que ofrezcas, si no lo que la gente perciba de tu marca.

¡Éxitos en tu proyecto!

Francisco Cornejo.

Si te sirvió este artículo por favor compártelo.

Bonus: Envíanos un correo a francisco@familify.com con una breve descripción de tu proyecto y te enviaré una guía visual como decenas de referencias para elegir tu logo ideal.

¿Cuál es tu reacción?
Emocionado
1
Enamorado
0
Feliz
2
Gracioso
0
No estoy seguro
0

Familify mag is a trademark of Familify Corp. In the United States and other countries