Ahora leyendo
Lactancia: baja producción de leche

Lactancia: baja producción de leche

Hipogalactia: Baja la produccion de leche.

Posibles causas:

La baja producción de leche se la conoce como hipogalactia y puede ser temporal o permanente. Temporal: cuando fácilmente pueden revertirse las causas, es decir anular aquello que la produce, por ejemplo: un mal agarre, la lactancia con horarios, el dolor al amamantar, un retraso en la subida de la leche. Permanente: cuando está asociada a una condición médica de la madre, generalmente mucho menos común.

Voy a detallar las causas más probables de hipogalactia temporal:

  • Lactancia insuficiente o con horario: cuando se realizan menos de 8 tomas en 24 horas o cuando se quiere alimentar al niño como si el pecho fuera un biberón —cada 3 horas y, además, solo permiten que el lactante amamante 10 minutos de cada seno— esto suele desembocar en una baja producción de leche. Por eso la lactancia materna debe ser siempre a libre demanda y sin horarios, ni restricciones de tiempo.
  • Mal agarre y dolor al amamantar: cuando el bebé tiene un mal agarre, sea por una mala técnica o posición o porque presenta frenillo sublingual corto.
  • Succión poco efectiva: puede presentarse en bebés prematuros, o “dormilones”.

También te puede interesar:
Siete increíbles beneficios de la lactancia.
¿Todavía das de lactar a tu niño grande?
Alegrías y temores… el recién nacido en casa.
Entrevista con el pediatra Carlos González


Entre las causas permanentes de una baja producción de leche tenemos:

  • Hipoplasia mamaria: glándulas mamarias con escaso tejido glandular con poco desarrollo durante la pubertad y embarazo.
  • Síndrome de Shehann: se produce luego de una grave hemorragia durante el parto, que provoca una alteración grave de la glándula hipófisis y, por ende, compromete gravemente la producción de leche. Es un trastorno poco común.
  • Cirugía de reducción de pecho: puede afectar tejido glandular y, por consiguiente, desembocar en una baja producción de leche.

Problemas comunes y errores de las madres

La baja producción de leche por un mal manejo de la lactancia materna suele ser fácilmente corregido; sin embargo, puede producir mucha ansiedad y preocupación en la madre. En estas condiciones se suele recurrir a complementar la alimentación del bebé con biberón y leche de fórmula, esto empeorará aún más el cuadro. Si la madre ofrece con menos frecuencia el pecho, disminuye más la producción de leche. Es importante, en estos casos, que la madre busque lo más pronto la ayuda de un profesional en lactancia materna para que la guíe, identifique y ayude a revertir la causa del problema.

Así mismo, es necesario conocer la fisiología de la lactancia materna, y saber que a mayor demanda mayor producción de leche, es decir mientras más se ofrece el pecho, mientras más succión exista, mayor va a ser la producción de leche.

Insistimos en que la lactancia materna debe ser siempre a libre demanda, es decir, que el bebé amamante en promedio de 8 a 12 veces o más en 24 horas, sin restricciones de tiempo, según sus necesidades. Durante las primeras semanas posparto es importante ofrecer muy seguido el pecho para asegurar una adecuada producción de leche, tanto en el día como en la noche, y evitar rellenos con biberón que pueden producir una confusión de succión y hasta un rechazo al pecho.  Durante todo el periodo de lactancia materna el bebé buscará su alimento cuando lo necesite.

Mitos

Uno de los mitos más comunes entre mis pacientes tiene que ver con la producción de leche y el tipo de parto. Independientemente del tipo de parto, toda mujer produce leche, en la cesárea puede retrasarse unas horas la subida de la leche, pero ello no influye en la cantidad, ni en el tiempo que amamante un bebé.

Otro mito muy común está relacionado con el tamaño de los senos, sin importar el tamaño ya sean grandes o pequeños todas las mujeres pueden amamantar a sus bebés. La producción de leche depende del tejido mamario, y los pechos pequeños tienen una glándula normal y funcional, son pequeños pero debido a la poca cantidad de grasa presente en el pecho, no por falta de tejido glandular.

Ver también
Lactancia de niños grandes.

Soluciones al problema y algunos consejos

En el caso de una baja producción, o hipogalactia temporal, con un manejo oportuno y adecuado por parte de un profesional de salud certificado en lactancia materna se puede aumentar la producción de leche al identificar la causa y al corregirla. Es importante el seguimiento y reforzar la confianza de la madre hacía su capacidad de producir leche.

En casos más severos de hipogalactia se puede utilizar un suplementadorpara aumentar la producción de leche, tu asesora o consultora en lactancia te guiará sobre esta opción que consiste en un dispositivo formado por un tubo fino fijado cerca del pezón que, lleva leche almacenada a un recipiente hasta la boca del bebé a medida que va succionando el seno.

Siempre es importante que ante cualquier sospecha de baja producción de leche consultes con un profesional de salud en Lactancia materna.

También te puede interesar:
Siete increíbles beneficios de la lactancia.
¿Todavía das de lactar a tu niño grande?
Alegrías y temores… el recién nacido en casa.

¿Cuál es tu reacción?
Emocionado
185
Enamorado
110
Feliz
136
Gracioso
38
No estoy seguro
56

Familify mag is a trademark of Familify Corp. In the United States and other countries