Ahora leyendo
Yoga o pilates en el embarazo

Yoga o pilates en el embarazo

Mujer embarazada hace yoga.

!Aprovecha de esa impensada elasticidad!

Dos son los beneficios más notables de esta práctica en mujeres embarazadas; el uno es que alivia tensiones a nivel físico y el otro es que logran relajarse mentalmente.

Durante el embarazo la mujer es más flexible, y esto se debe a la presencia de la relaxina, una hormona que segrega la placenta y que tiene como función principal relajar los ligamentos del cuerpo y por ende proporciona elasticidad. De allí que, esta condición favorable puede ser aprovechada para incluir en sus rutinas, alguna práctica de actividad física que le otorgue a su estado muchos beneficios.


También te puede interesar:
Siete increíbles beneficios de la lactancia.
¿Todavía das de lactar a tu niño grande?
Alegrías y temores… el recién nacido en casa.
¡Cuidado con la intolerancia a los alimentos en los bebés!


En ese sentido, el yoga y el pilates pueden ser considerados como ejercicios físicos propicios en esta etapa de la mujer, ya que además de mejorar la postura corporal, aliviar dolores de espalda, cuello y caderas, ayuda al estado emocional de la embarazada debido a las técnicas de respiración. Mujeres que los han practicado indican haber sentido alivio del estrés, una sensación de paz y mejoraras en su estado de ánimo.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta varios factores para iniciar cualquiera de estas prácticas. Uno, es que la embarazada lo consulte con su ginecólogo y sea este profesional quien autorice el ejercicio, por cuanto hay casos específicos de mujeres que requieren de total reposo. Otro aspecto, es que las clases sean impartidas por una instructora certificada y con experiencia en mujeres embarazadas, y de preferencia que dé clases personalizadas en grupo reducidos para atender cada uno de los requerimientos de las alumnas y para llevar el debido cuidado y control de los ejercicios.

El yoga o pilates prenatal pueden ser practicados a partir del cuarto mes de gestación

Para María Augusta Vega, instructora de yoga y pilates, especializada en Argentina, es importante incluir a este grupo de mujeres en estos ejercicios, ya que de por sí el embarazo acarrea importantes cambios físicos y emocionales.

“Hay que adaptar, eso sí, tanto el yoga como el pilates a las necesidades de la embarazada. Se trabaja, específicamente zonas que para ella son importantes en esta etapa, y en la flexibilidad” M. Vega, instructora

Se puede trabajar tonificación de brazos, de piernas, y movimientos sutiles de cadera, corrección postural, relajación de cuello y espalda, todo esto acompañado de un adecuado estiramiento. Los ejercicios de respiración están presentes en todo momento.

Ver también
Jiu Jitsu.

Conexión madre-hijo

Para la práctica del yoga y pilates prenatal hay técnicas y posturas específicas y una de ellas es trabajar en los músculos de la pelvis para facilitar la labor de parto.

Pero es la conexión que la madre logra con su bebé en el vientre otro de los aspectos a destacar, porque en los ejercicios de respiración es posible llegar a conectarse con los latidos del corazón de ese ser que crece ahí dentro. Y todo se da en un ambiente que está acompañado de música relajante.

Adicionalmente, se puede considerar como ventaja también el hecho de encontrar a otras mujeres embarazadas con quienes tener afinidad y muchos temas de conversación, ya que el espacio o grupo es propicio también para compartir experiencias.

También te puede interesar:
Siete increíbles beneficios de la lactancia.
¿Todavía das de lactar a tu niño grande?
Alegrías y temores… el recién nacido en casa.
¡Cuidado con la intolerancia a los alimentos en los bebés!

¿Cuál es tu reacción?
Emocionado
1
Enamorado
0
Feliz
0
Gracioso
0
No estoy seguro
0

Familify mag is a trademark of Familify Corp. In the United States and other countries